Displasia de cadera en perros. Causas, síntomas, tratamientos.

Displasia de cadera en perros. Causas, síntomas, tratamientos.

Displasia de cadera en perros. Causas, síntomas, tratamientos.
Descubre todo sobre la displasia de cadera en perros. Sus causas, síntomas, tratamientos...
La displasia de cadera es una enfermedad ósea, que consiste en una malformación de la articulación que une el fémur con el hueso de la pelvis.

La causa principal es el factor genético y se manifestará a  medida que nuestra mascota crece al tratarse de una enfermedad no congénita. Por lo que si tu cachorro no tiene genes de displasia no desarrollará dicha enfermedad.

 

Suele darse en razas grandes como los pastores alemanes, labradores, Mastín, Husky, San Bernardos, Rotweiller…o perros que pesen más de 25 kilos. Aunque en raras ocasiones pueden sufrirla perros más pequeños.

 

Es importante que es una detección temprana para que nuestra mascota no sufra dolores musculares ni cojera. Además de otras patologías asociadas a esta enfermedad como la degeneración de las articulaciones.

 

¿Causas?
 

Además del factor hereditario, existen otros factores externos como la alimentación, rápido crecimiento,  época del año de nacimiento y el ambiente en el que crecen los cachorros, según estudio publicados en Sciencedaily
 

¿Síntomas?
 

-Le cuesta mover las patas posteriores.

-Dificultad  para subir escaleras.

-Dificultad para levantarse.

-Se le curva la espalda.

-Corren con las patas de atrás juntas, como si saltasen.

-Le molesta que le toques la zona de la cadera.
 

¿Cómo se diagnostica?
 

Para su diagnóstico se realiza un examen físico y una radiografía con la que se podrá diagnosticar la displasia y su grado.
 

¿Tratamiento?
 

Todos los tratamientos tienen como objetivo mejorar la calidad de vida de la mascota, y este dependerá de muchos factores; la raza, la edad de nuestra mascota, el grado..

Si se trata de una displasia leve o que no se puede intervenir quirúrgicamente , se prescribirán antiinflamatorios y analgésicos, junto con una dieta equilibrada en la que nuestra mascota no suba de peso.

 

En los casos en los que el daño en la articulación es grave se realizará cirugía.

En estos casos nuestro equipo de traumatología informará de que método quirúrgico se adaptará mejor al caso de vuestra mascota.

 

Queremos destacar que una mascota con displasia puede tener una vida larga y placentera, por lo que es fundamental acudir al veterinario para un correcto diagnóstico y tratamiento.

 

Si tienes cualquier consulta no dudes en consultarnos. En nuestro Hospital Veterinario Cantabria, estaremos encantados de asesorarte y cuidar de la salud de tu mascota.

 

Comentarios (0)

Deja tu comentario

Respuesta a
CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Refresca la imagen